Calderas de media potencia de baja temperatura

Calderas de media potencia de baja temperatura

Calderas de media potencia de baja temperatura

Proseguimos analizando las calderas de gran potencia que son ideales para colegios, instalaciones deportivas, hospitales, comunidades de vecinos y grandes empresas.En un artículo anterior hablamos sobre las Calderas de media potencia de condensación ( http://www.tecnososgalicia.es/blog/calderas-de-media-potencia-de-condensacion/ ) donde detallamos todo lo relativo a calderas de gas y gasóleo de condensación. En este nuevo artículo nos centraremos en las calderas de gas y gasóleo de baja temperatura, tanto las de acero como las de fundición.

Entre las calderas de baja temperatura de acero tenemos la gama BTEC que utiliza como combustibles el gas y el gasóleo. Son unos equipos que soportan una presión máxima de 5 bar con ** de rendimiento según la Directiva 92/42/CEE para unos rangos de potencia entre 55 y 750 kW.  La protección eléctrica alcanza un IP 40. Es una caldera monobloc de chapa de acero fabricada en acero especial para garantizar una larga vida útil y homologada como de Baja Temperatura según la Directiva 92/42/CEE con unas  temperaturas de retorno de 32 ºC para el gasóleo y un 39 ºC para el gas. Cuenta con un circuito de tres pasos de humos, lo que le permite alcanzar una mayor eficiencia y conseguir unas bajas emisiones de NOx. Además, por su elevado contenido de agua consigue que sean necesarios menos encendidos del quemador y existe la posibilidad de acoplamiento de quemador externo de 1 etapa, 2 etapas o modulante. Se trata de un equipo compacto para facilitar su reposición con un ancho inferior a 80 cm para modelos de hasta 300 kW e inferior a 100 cm en el resto de la gama. El control de caldera se realiza mediante regulación electrónica KSF o regulación básica KSF-CE.

Otra opción disponible como caldera de baja temperatura es la gama CPA-BTH que se diferencia de la gama anterior en varios detalles. Tiene un rendimiento mayor con *** según la Directiva 92/42/CEE para unos rangos de potencia superiores entre 55 y 1.750 kW.  Es también una monobloc de acero pero está homologada como de Baja Temperatura según la Directiva 92/42/CEE con unas mayores temperaturas de retorno de 39 ºC para el gasóleo y un 42 ºC para el gas. El control de caldera se realiza mediante regulación electrónica KSF o regulación analógica. Otros factores a tener en cuenta es que cuenta con disponibilidad de calderas con presión máxima de 8 bar y ofrece la facilidad de realizar un montaje in situ, ideal para instalaciones en salas de difícil acceso
Por último, una de las características más importantes es que los modelos son aptos para su funcionamiento con biomasa.

Una variación del modelo anterior es la gama de calderas de baja temperatura CPA-BT que cuenta con un rendimiento inferior en una estrella quedándose en ** según la Directiva 92/42/CEE para unos rangos de potencia prácticamente idénticos entre 55 y 1.740 kW. Tiene la misma protección eléctrica de un IP 40. Es una caldera monobloc de chapa de acero fabricada en acero especial para garantizar una larga vida útil y homologada como de Baja Temperatura según la Directiva 92/42/CEE con diferentes  temperaturas de retorno inferior para el gasóleo con 37º C y superior para el gas con 40º C. El control de la caldera es idéntico y también comparte las disponibilidades de
de calderas con presión máxima de 8 bar y de montaje in situ, siendo aptas para funcionar con biomasa.

Por último, están las calderas de baja temperatura NHF cuyas características principales son que admite gas y gasóleo como combustibles, que soportan una presión máxima de 6 bar, la más alta entre las de su categoría con un rendimiento de ** según la Directiva 92/42/CEE para unos rangos de potencia entre 90 y 280 kW.  Es una caldera con cuerpo formado por elementos de hierro fundido homologada como de Baja Temperatura según la Directiva 92/42/CEE pero sin límite en las temperaturas de retorno tanto para el gasóleo como para el gas. Cuenta con un circuito de tres pasos de humos que permite lograr una mayor eficiencia. El control de caldera se realiza mediante regulación electrónica KSF o regulación básica KSF-CE. Ofrece la posibilidad de acoplamiento de quemador externo de 1 etapa, 2 etapas o modulante así como de servir el cuerpo montado o desmontado, para facilitar el acceso a cualquier sala de calderas.